©2020 Justin Elicker | Diseño web cortesía de Alina Nevins

Medio Ambiente y el Cambio Climático

Contexto

 

La crisis climática es una emergencia nacional y global que amenaza los ecosistemas y las comunidades. El informe de 2018 de las Naciones Unidas de advierte que tenemos menos de diez años para estabilizar las temperaturas globales y mitigar los desastres naturales catastróficos. En 2012, New Haven respondió a la destrucción de la gran tormenta Sandy. A raíz del huracán María en 2017, New Haven se convirtió en una ciudad de refugio climático para familias desplazadas de Puerto Rico. El año pasado, la junta de concejales declaró una emergencia climática y aprobó una Resolución de emergencia climática, que establece un grupo de trabajo de movilización de emergencia climática y "hace un llamado al alcalde para que ordene a todos los departamentos de la ciudad que informen al grupo de trabajo". También hace un llamado a la educación generalizada de emergencia climática y alianzas con organizaciones locales para incluir la "creación de empleo, justicia ambiental y salud pública en el desarrollo de proyectos y priorizar resultados equitativos, particularmente para las comunidades pobres y marginadas ”. El grupo de trabajo abordará las reducciones en las emisiones que crean el efecto invernadero para fines de 2021, otorgando la máxima prioridad a la“ transición equitativa y justa en todos los sectores ”. Se le ordena a la administración que se adhiera a través de un marco de transición justa, que tiene como objetivo cambiar la base del poder económico y político de una economía extractiva a una economía regenerativa que se compromete con la equidad social. Al enfatizar la interseccionalidad del cambio climático, podemos colaborar para lograr una reducción significativa en las emisiones locales que crean el efecto invernadero.

 

Primeros 100 Días

 

Recomendación 1: Declarar públicamente un plan de acción y emergencia climática.

Establecer que New Haven responderá con urgencia a la emergencia climática al trazar un camino hacia una reducción del 55% de las emisiones de gases de efecto invernadero de 1999 para 2030 y la neutralidad de carbono para 2050. A medida que nuestro entorno se deteriora, las comunidades de color marginadas con bajos ingresos, serán las comunidades que estén en la primera fila y continuarán soportando una carga desproporcionada, se convertirán en las comunidades más vulnerables a los efectos adversos del cambio climático. La ciudad debería adelantar un compromiso con la equidad planificando con estas comunidades más afectadas por la injusticia ambiental y la inseguridad energética. Otras acciones a tomar: Afirmar el compromiso con una resolución federal del nuevo acuerdo ecológico para establecer prioridades para una agenda de políticas a nivel estatal centrada en inversiones y en empleos ecológicos, infraestructura, modificaciones de edificios y reformas de tránsito, entre otros. Respaldar  el acuerdo de protección climática de los alcaldes de Estados Unidos (2005) y fortalecer la defensa de New Haven para la acción contra el cambio climático dentro de la conferencia de alcaldes de los Estados Unidos.

 

Recomendación 2: Establecer el Grupo de trabajo de movilización de emergencia climática.

Involucrar a todos los grupos de partes interesadas, desde los jefes de departamento hasta aquellos en mayor riesgo durante la crisis climática, incluidos los residentes de edad avanzada, los hogares de bajos ingresos encabezados por mujeres y las comunidades de color.

 

Dos Años

 

Recomendación 1: convocar a los jefes de departamento para abordar los impactos interseccionales del cambio climático y planificar un posible desastre.

Establecer, coordinar y abordar las metas departamentales de acuerdo con el New Haven Marco de trabajo climático y sostenibilidad de 2018. Fortalecer las comunicaciones climáticas y de emergencia climática en el sitio web de la ciudad, la cual debe incluir información sobre temas y acciones relacionadas con el medio ambiente y el cambio climático, preparación para desastres y emergencias, y contenido relacionado de grupos ambientales, grupos de trabajo, equipos de gestión e iniciativas de la ciudad. Garantizar asociaciones sólidas y respaldadas con organizaciones no gubernamentales que presten servicios a comunidades marginadas de color. Desarrollar un plan para desastres de New Haven que prepare a la Ciudad para futuras migraciones inducidas por el cambio climático, la inmigración y otros impactos.

 

Recomendación 2: Llevar a cabo actividades de divulgación y educación pública para promover la conciencia climática y las estrategias de preparación.

Establecer reuniones comunitarias de emergencia climática para promover la conciencia e involucrar al público en la creación conjunta de estrategias de preparación climática. Asegurarse de que el plan de estudios de ciencias de las escuelas públicas de New Haven incluya módulos climáticos apropiados para los distintos grado y considerar un simposio anual sobre justicia climática en toda la ciudad para mostrar el trabajo de los estudiantes. Priorizar los programas extracurriculares centrados en la sostenibilidad ambiental y las alternativas de transporte, como la capacitación sobre cómo reparar y mantener bicicletas. Centrar las convocatorias en las comunidades de color, vecindarios de bajos ingresos y a los jóvenes, tal vez ofreciendo pasantías estudiantiles para apoyar el contacto directo.

 

Recomendación 3: Apoyar y ampliar las políticas e iniciativas así como las colaboraciones en los sistemas alimentarios.

La división de políticas y sistemas alimentarios de New Haven intersecciona en los ámbitos de la salud, la socioeconomía de justicia y el medio ambiente. Acciones a tomar: Fomentar el “Community Food Systems Hub”, una "entidad propuesta de multipropósito para organizaciones relacionadas con los sistemas alimentarios en New Haven" para fortalecer las oportunidades de emprendimiento alimentario, con especial atención a los residentes y empresarios de color de bajos ingresos y subempleados. Apoyar al grupo de trabajo de leyes municipales ecológicas, una colaboración entre los departamentos de planificación, ingeniería y sistema y político alimentario de la ciudad el cual guíe a una revisión del código de leyes municipales de New Haven, sobre una reforma integral de zonificación que promueva políticas equitativas de uso de la tierra para la alimentación y la agricultura. -trabajo relacionado. Implementar el Programa de compras de buenos alimentos, el cual es un marco a nivel nacional que mejora la transparencia y la rendición de cuentas en la adquisición pública de alimentos, y las comidas escolares en particular, centrado en los valores de apoyo a las economías locales, la sostenibilidad ambiental, la fuerza laboral valorada, la salud nutricional y el bienestar animal.

 

Recomendación 4: Mejorar las prácticas ambientales en toda la ciudad.

Establecer políticas que eliminen el uso innecesario de los vehículos de la ciudad para reducir la contaminación y el consumo de combustible. Prohibir todos los pesticidas y herbicidas cancerígenos, particularmente cerca de fuentes de agua y áreas recreativas. Priorizar los hábitats de vida silvestre. Crear un plan coordinado para el mantenimiento de los árboles, incluida la eliminación rápida y eficiente cuando sea necesario y la colaboración con “United Illuminating” para eliminar el corte de árboles perjudicial por parte de sus equipos.

 

A Plazo Largo

 

Recomendación 1: Promover la independencia y equidad energética.  

Hay un numero de viviendas de New Haven que es generalmente viejo y carece de un sellado y aislamiento de aire adecuado. El setenta por ciento de los residentes de New Haven son inquilinos, con inquilinos de bajos ingresos que residen en unidades de vivienda más antiguas y tienen que pagar facturas de electricidad más altas que las de las viviendas más nuevas. Aproximadamente 2.000 personas en New Haven experimentan habitualmente la desconexión de servicios públicos. Muchos otros se ven obligados a reducir sus necesidades básicas y endeudarse para evitar la desconexión; muchos también experimentan inestabilidad de la vivienda, incluido el desalojo. Acciones a tomar: Explorar “Community Choice Aggregation” (vea las recomendaciones de Desarrollo Económico) para permitir el poder de compra colectiva y potencialmente reducir los precios de la electricidad en un 15% a 20%, con una opción de energía 100% renovable. Trabajar en estrecha colaboración con “United Illuminating” para garantizar que los hogares de bajos ingresos tengan auditorías energéticas, y explorar la capacidad de la iniciativa habitable de la ciudad para abordar la eficiencia energética residencial, incluida la responsabilidad de los propietarios ausentes por la eficiencia energética inadecuada. Convocar a las partes interesadas en torno a la justicia energética para priorizar las voces de los residentes que experimentan inseguridad energética, investigar programas de asistencia de servicios públicos de bajos ingresos y abordar las desigualdades.

 

Recomendación 2: Invertir en eficiencia energética y transporte ecológico.

Considerar a nivel de la ciudad el nuevo tratado ecológico como el de Ithaca, Nueva York, para convertir todas las operaciones gubernamentales en energía renovable. Invertir en vehículos de la ciudad con motor eléctrico e inscribirse como miembro de un programa para compartir vehículos. Reducir la cantidad de automóviles privados que pueden estacionarse en las calles públicas para permitir un transporte más seguro y equitativo. A través de “goNewHavengo y Complete Streets”, establecer rutas seguras para que los jóvenes caminen a la escuela y aplicar un límite de velocidad en toda la ciudad de veinte millas por hora.

 

Recomendación 3: Dejar de invertir en combustibles fósiles.

Además de dejar de invertir los fondos de pensiones de la ciudad en combustibles fósiles, colaborar con los programas “Fossil Free Yale y Endowment Coalition” para instar a la Universidad de Yale, otras instituciones y pueblos vecinos a no invertir en las corporaciones que están destruyendo el medio ambiente y provocando la crisis climática. Cambiar a una energía más ecológica y sostenible. Reinvertir fondos en iniciativas ecológicas en New Haven.

Informes e ilustraciones descargables diseñados por Daniel Pizarro